Publicado en Notas Curiosas

ASÍ AFECTA ‘CANDY CRUSH’ NUESTRO CEREBRO

EL JUEGO EXPLOTA DEBILIDADES TRADICIONALES DE LA MENTE HUMANA PARA CREAR ADICCIÓN, SEGÚN EXPERTOS.

 

candy-crush

Sencillo y fácil. Se trata de alinear caramelos de distintos colores para ganar puntos y subir niveles. La misión no implica retos difíciles y hay muchos juegos en línea que tienen características similares. Sin embargo Candy Crush sigue siendo el rey de los juegos móviles.

Se estima que es jugado por 93 millones de personas cada día y deja ganancias por 800.000 dólares diarios a través de la compra de ‘vidas’. Más de mil millones de personas han descargado la aplicación gratuita y en 2013 la compañía Royal Games, quien está detrás del fenómeno, tuvo ingresos por $568 millones el año pasado.

¿Qué es lo que tiene este juego que lo hace tan adictivo? Un artículo publicado por el diario inglés The Guardianintenta desentrañar el misterio y explicar la adicción por los caramelos.

Según la publicación su primer atractivo es la sencillez. Es un juego básico que lo puede manipular un niño en preescolar. La única premisa es hacer coincidir tres caramelos del mismo color. Inicialmente, el juego permite ganar y pasar los niveles con facilidad, generando un fuerte sentido de satisfacción.

Estos logros son mini recompensas que experimenta nuestro cerebro que en consecuencia libera dopamina. También aprovecha los neuro circuitos implicados en las adicciones para reforzar las acciones. La dopamina juega un papel crucial en el aprendizaje, consolidando los comportamientos e impulsando a seguir realizando una misma acción.

Pero a medida que avanza, el juego se hace más difícil y las victorias, que se celebran como batallas de guerra, generan más dopamina.

 

candy_cr

También, a pesar de las versiones de los desarrolladores, Candy Crush es esencialmente un juego de suerte que depende de la gama de colores que se reparten. Esto significa que la recompensa es inesperada.

“A menudo perdemos más de lo que ganamos y nunca sabemos cuándo vendrá el próximo triunfo. En lugar de desalentarnos, esta realidad hace que el juego sea aún más atractivo que si ganamos fácilmente”, escribe Dana Smith, la corresponsal de Ciencia del diario británico The Guardian.

Esta estrategia se conoce como ‘programa de razón variable del refuerzo’, la misma táctica utilizada en las máquinas tragamonedas en las cuáles nunca se puede predecir cuándo se va a ganar, pero se gana lo suficiente a menudo para volver a intentarlo.

El juego no se controla

Steve Sharman, un estudiante de doctorado en psicología en la Universidad de Cambridge, decidió investigar la adicción al juego. Explica que la impresión de tener control sobre el juego es la clave de su naturaleza adictiva.

“La ilusión de control es un elemento crucial en el mantenimiento de la adicción al juego  ya que infunde un sentimiento de habilidad o de control”, dice. “Hay una serie de características en el juego, como los propulsores, que permiten a los jugadores creer que afectan el resultado del juego pero esos casos son raros”.

Otra característica que afecta la forma en que respondemos es el límite de la cantidad que podemos jugar. Candy Crush pone un “tiempo fuera” después de cinco derrotas. Esto significa que nunca se puede estar completamente saciado.

Al jugar siempre quedan ganas de más. Esta es la forma en la que el desarrollador gana dinero, vendiendo de nuevo el juego a quien esté dispuesto a comprar vidas extra.

Este efecto, denominado ‘adaptación hedónica’, ha sido investigado por la Universidad de Harvard y la Universidad de British Columbia.

Durante el experimento, los participantes se dividieron en dos grupos; al primero se le prohibió tomar chocolate durante una semana, mientras que al otro se le proporcionó todo el que quisieran. Siete días después, los participantes saborearon una onza de chocolate en el laboratorio para examinar sus reacciones.

Como era de prever, los que habían sido privados de chocolate lo encontraron mucho más placentero que los que habían accedido libremente a él. 

Tampoco es casualidad que el juego emplee caramelos y no estrellas u otro tipo de símbolos. Como señala Sharman, los alimentos resultan muy recurrentes en los juegos de azar ya que los liga a la felicidad y el placer que se obtiene al comer.

Fuente: REDACCIÓN DIARIOADN.CO CON THE GUARDIAN

Anuncios

Autor:

Informamos sobre publicidad, eventos, exposiciones, , notas curiosas y mucho mas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s