Publicado en Inicio

20 tips para convertir tu pareja en el mejor “lugar” donde estar

Iniciar y sostener hoy una pareja es una meta difícil para muchísima gente. Bastan algunos problemas para la idea de separación asome como opción, hilvanando una larga cadena de fracasos que genera mucha frustración. Si eres de las que apuestas al amor y al proyecto de dos, no te pierdas esta nota. 

pareja-feliz-520x245

La pareja arranca con todas las pilas. Todo es genial, apasionante, a la medida de nuestros sueños. Sobran ganas de todo: de tener sexo, de compartir, de escuchar, de reírse de los defectos del otro cual si fueran apenas picardías de niño. Todo luce y reluce. Pero el tiempo pasa y la vida, las rutinas, comienzan a estrellar el ideal contra el día a día y la perfección contra la humanidad. Nada es tan espectacular ni bello como parecía y, de a poco, arrancan las contradicciones, la desilusión… ¿Suena horrible? Puede ser, pero sólo en el primer instante. También puede sonar adulto, honesto, maduro, y puede convertirse en un gran desafío: amarse con los ojos abiertos, con la decisión de ponerle el cuerpo y la energía a que el proyecto funcione, sabiendo que el otro sufre el mismo “desencanto” que nosotros, y que depende de ambos saltar más allá de esa primera “duda” para asomarse al placer de una vida real con el otro, sin poses, sin exigencias, y con un compromiso de amor, cuidado y respeto cotidiano capaz de volver a la pareja el mejor lugar donde estar.

Aquí, algunos pequeños gestos que pueden orientar a la pareja en esa dirección: 

1) Toma cada momento juntos como si fuera el último. Nunca sabemos cuánto tiempo estaremos con el otro, nadie conoce su destino. Despedirse con un beso, darle al otro lo mejor cada vez, e intentar no alejarse nunca enojados ni heridos, es un gran punto de partida.

2) Presta atención a tu pareja como lo hiciste el primer día que lo conociste, o en aquellos momentos en que asumiste que era el hombre para vos. Escuchalo, registra su cuerpo, sus gestos, su tono de voz. Nota qué lo pone contento y qué atenta contra su buen ánimo. Conversen sobre ello. Denle al otro la mejor versión de cada uno.

3) Sé cuidadosa y amable cuando lo criticas por algo. Cuestiona sin violencia, sin herir, y desde el amor. Y aclara que lo haces desde ahí.

4) Siempre que puedas, apoya al otro en las cosas que incrementan su bienestar en el día a día. Ayúdense a estar bien, a sentirse mejor.

5) Comienza cada encuentro con él (personal, por teléfono, o por mail) con un saludo amable, una sonrisa, algo que revele la alegría de estar cerca.

6) Trabaja sobre ti misma, conócete. No pretendas que el otro resuelva tus temas pendientes. Cuídate, hazte bien, date tiempo para ti. Es la mejor manera de celebrar que el otro también lo haga. ¡Un gran círculo virtuoso!

7) No discutan temas personales o íntimos delante de otros.

8) Cuando estén solos, apaguen un rato el mundo. Chau tele, chau “aparatos”, teléfonos en off. Aunque sea un rato. Logren armonía y encuentro al menos un ratito al día.

9) Estimulen momentos de aventura y diversión. Incorporen cosas nuevas a sus vidas.

10) No se mientan. Aún las mentiras piadosas, pueden ser peligrosas. Y lastiman la confianza.

11) Regálense mirarse a los ojos. No coman mirando la tele, no desayunen leyendo cada uno su diario, su tablet, su teléfono. El contacto visual cuenta otras cosas del otro.

12) Ofrézcanse ayuda. Siempre que puedan, pregunten al otro “en qué puedo darte una mano”.

13) No “desaparezcan”: cuando se enojan, cuando disienten, no exageren la distancia con el otro. Ni física ni espiritual. Mejorar los niveles de comunicación todo el tiempo es clave para una pareja que se siente cómoda en el vínculo.

14) Discúlpense. Cuando hicieron algo malo, pídanse perdón. Hace bien, es muy reparatorio. Y que la disculpa sea sincera.

15) No critiques ni seas cruel con el otro en público, y mucho menos en las cosas que al otro le duelen. Sé un aliado. Luego, a solas, pueden conversar sobre el tema. Para todos es tranquilizador saber que puede moverse con libertad socialmente sin el que otro saque los trapitos al sol.

16) Mímense. El cuerpo a cuerpo es clave en una pareja.

17) Hagan un espacio con tiempo y soledad para charlar temas serios. No saquen cuestiones complicadas o dolorosas, que merecen profundidad, en cualquier lado y de cualquier manera.

18) Den vuelta la página. Cuando pasó algo feo, o algo nos enojó, y el otro reparó, disculpándose o con algún gesto, maten cualquier forma de rencor. “Está bien, ya fue”, y a otra cosa. Eso trae paz.

19) Anímate a redescrubrir a tu pareja todo el tiempo. Deja que el otro cambie, no te sorprendas ni te enojes cuando ves que hace las cosas de manera diferente, o incorpora un nuevo hobby, o nuevos vínculos. La libertad alimenta lo mejor de la pareja. Si uno debe ser siempre igual con el otro, el vínculo está muerto en vida.

20) No seas exigente. Cuando empieces a sumergirte en un espiral de detección de defectos del otro, piensa que sería muy doloroso para ti imaginar al otro haciendo lo mismo contigo. Somos seres humanos, imperfectos, y nuestras zonas oscuras también pueden (y deben) ser amadas.

Anuncios

Autor:

Informamos sobre publicidad, eventos, exposiciones, , notas curiosas y mucho mas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s