Publicado en Notas Curiosas

Cosas que uno debería saber

bajo lluvia desnuda

Uno debería saber que no pasa nada si te moja la lluvia, que el sereno no enferma, y que lo único que pasa cuando duermes con el pelo mojado es que mojas al almohada. Uno debería saber que los fantasmas existen, en tu cabeza, y en la cabeza  de los que no te entienden, o de los que dicen que estás loco.

Uno debería saber que  el que vive por dinero, trabaja por dinero, piensa solo en dinero, terminar por vivir una vida vacía, sin sentido y a veces ni se da cuenta que es por eso.

Uno debería saber lo que es tener una pasión. Una pasión más grande que cualquier amor que hayas sentido. Uno debería saber mirar dentro de sí y estar dispuesto a enfrentar el que no le guste lo que encuentra.

COMIENZO-OTRA-FASE

Uno debería saber lo que es un comienzo. Arrancar con una idea. Un sueño. Uno debería saber lo que es reconocer que las cosas no salieron bien. Uno debería saber que humildad significa saber perder. Uno debería saber que perder no es tan malo como la gente piensa. Uno debería saber administrar la derrota, y buscar el triunfo a través del fracaso.

Uno debería saber abrazar de distintas formas. Uno debería conocer diez mil y más tipos de besos.

Uno debería saber que las mejores noches dan paso a las mañanas más duras. Uno debería saber que a veces hace falta la fuerza de un imperio para pararse de la cama. Uno debería saber lo que es un dolor de espalda, de estómago y de cabeza. Uno debería saber que ninguno de esos dolores es comparable con el dolor de la consciencia.

Uno debería saber que los amigos traicionan y que las parejas se cansan, que los hijos abandonan, pero los enemigos también.

Uno debería saber que las batallas no siempre se pelean, a veces también se abandonan.

Uno debería saber que no tiene nueve vidas, como los felinos, pero tiene más de una muerte.

Woman_Eating_Chocolate_t750x550

Uno debería saber que el chocolate cura, que a veces el cigarro da vida, y que otras el alcohol fortalece, que algunas medicinas matan. Que a veces nos aferramos a muchos remedios cuando en realidad no estamos tan enfermos.

Uno debe saber que el mal existe, pero no importa. Uno debe saber que el bien existe y que eso es lo único que importa.

Uno debe saber que es necesario estar solo. A veces. Saber estar solo. Que estar solo es algo que se aprende. Bailar solo. Ir al cine solo. Comer solo. Ver televisión solo. Dormir solo. Pensar solo. Hablar solo. Encerrarse en un mundo que es inalcanzable para el resto de la humanidad. Inventar un universo. Caminarlo cuando uno siente que el mundo se le queda pequeño y que nadie, nadie sabe lo que es probarse tus zapatos.

Uno debería saber el poder que tiene una palabra. Que las amistades más importantes nacen en quince minutos. Que las amistades que duran más de quince minutos no las debilita nada. Uno tiene que saber que a lo mejor toda una vida de amistad acaba cuando te das cuenta que ese amigo que creías tener era más producto de tu imaginación que de la realidad. Uno tiene que saber que a veces la realidad es desengaño.

Uno tiene que saber que el amor duele, que la lealtad es algo duro de mantener, que es fácil ser sincero hasta que la única forma de sobrevivir es decir una mentira. Uno tiene que saber que paga más ser honesto. Uno tiene que saber que los principios son el alimento fundamental del corazón.

Uno tiene que saber que todo tiene un costo. Que todo en la vida es un compromiso. Que siempre va haber alguien que te pida algo a cambio.

Uno tiene que saber que recorrer un camino trazado por uno mismo implica quebrar muchas lanzas, rupturas, adioses, desencuentros, momentos de duda, de soledad, y una lucha constante de devolverse, o desviarse, de caminar un camino trazado por otro, que en apariencia es más fácil, pero que sólo lleva a un terreno donde hay arrepentimiento.

Uno tiene que saber que siempre habrá alguien que critique, que diga que no, que trate de cerrarte la puerta que tu quieres abrir porque le da miedo ver que otros son libres.

libertad

Uno debería saber que la libertad es algo interno, que la vida es un juego constante entre voluntad y destino.

Uno debería saber que ninguna decisión es definitiva.

Uno debería saber que mientras más complejo el objetivo más vale la pena deshacerlo todo y volver a empezar.

Uno tiene que saber que puede lograr cualquier cosa que se proponga.

suerte

Uno tiene que saber que los que tienen suerte son los que están convencidos de que la tienen, y los que no se paran a oler las flores, sino que se sientan a trabajar duro a pintarlas, describirlas, y luego salen a buscarlas. Sin parar.

Uno debería escuchar su cuerpo. Uno debería saber escuchar su corazón. Uno debería saber que a veces es necesario que manden los sentimientos, pero que es lógico dejar que sea la razón la que tenga la última palabra.

Uno debería saber que lo que dicen los demás tal vez te importa, pero que al final no cuenta para nada, uno tiene que saber que esa gente que uno llama los demás siempre termina por cambiar de opinión.

autonomia

Uno debería saber que la vida es de uno y de nadie más, que las decisiones son de uno y de nadie más. Uno debería saber que al final se nace solo, y se muere solo, así que dejar de hacer las cosas por lo que otros piensen u opinen generan penas más grandes que cualquier paso errado, o en falso.

Uno debería saber que la mejor cura para una tristeza es que la cocina se llene de un olor que te recuerde la infancia, como el plátano frito o una torta que está subiendo en el horno.

Uno debería saber tantas cosas. Tantas cosas que a veces pareciera que una vida no basta.

Publicamos el texto íntegro de la autora Manuela Zárate (seudónimo de la escritora venezolana Clara Machado), original de su blog “Ayúdame Freud”, del 26/11/2013.

Publicado en Deportes

Las 10 cosas que debes saber antes de comenzar a correr | Segunda parte

Cada día mas personas deciden empezar a correr y se enfrentan a la dificultad del desconocimiento de muchas aspectos de nuestro deporte que resultan esenciales para hacerlo de manera segura y que nos permita disfrutar.

correr-riesgos--644x362

Por ello, para que lograrlo y convertirte en un corredor, iniciamos esta serie de artículos llamada “Las 10 cosas que debes saber antes de comenzar a correr“.

En caso de que no hayas leído la primera parte te recomendamos que lo hagas ingresando aquísí ya lo hiciste te invitamos a descubrir el resto de las cosas que debes saber antes de comenzar a correr.

6.- El hielo es tu amigo

Al empezar a correr es normal que nuestro cuerpo sufra las molestias típicas del comienzo de una nueva actividad física.

Una buena forma de combatir estas molestias será mediante el uso del hielo, una de las formas mas efectivas de luchar contra la inflamación y dolores post-entrenamientos.

 

El hielo es un excelente aliado de los corredores, y es importante que sepas que usarlo puede ayudarte a recuperarte mas rápido y estar listo para afrontar un nuevo entrenamiento pronto y en óptimas condiciones.

Aplica el hielo en la zona dolorida durante 10/15 minutos varias veces al día (deprendiendo de la intensidad de tus molestias).

Evita el contacto directo del hielo con tu piel para que no sufras quemaduras por frío.

7.- Las lesiones pueden evitarse (la mayoría)

Al empezar a correr, pocos son los corredores que toman consciencia de la importancia de ser inteligentes y de extremar los cuidados para prevenir lesiones.

Aunque en algunas lesiones, existe un grado de azar (a veces tenemos mala suerte, como un tropezón), muchas de ellas son generadas como consecuencia de errores de parte de los corredores.

 

Por ello, es importante que sepas que la mayoría de las lesiones pueden evitarse tomando algunas simples precauciones:

– La correcta planificación de los entrenamientos

– El fortalecimiento de tu cuerpo (no solo las piernas)

– La realización de estiramientos (no solo las piernas)

– La correcta entrada en calor antes de comenzar a correr

– Realización de un protocolo adecuado de recuperación post-entreno

– Trabajando en la mejora de la técnica de carrera y corrección de disbalances

 

Aunque estas son solo algunas (las desarrollaremos en otro artículo), son las que consideramos mas importantes para prevenir la aparición de las tan odiadas lesiones.

8.-Necesitas tiempo

Demasiados corredores principiantes creen (equivocadamente) que pueden empezar a correr y rendir al máximo en algunas semanas.

Sin embargo, pocos son los que se dan cuenta que que nuestro cuerpo necesita del tiempo necesario para que se produzcan una serie de adaptaciones internas que son esenciales para que correr no sea una tortura.

Al igual que tu corazón y tus pulmones, tus piernas con sus músculos, ligamentos y  tendones necesitan adaptarse a ser exigidos de una manera superior a una simple caminata.

Toma las cosas con calma y empieza de a poco y mejora progresivamente.

 

9.-No existen las mejores zapatillas para correr

Elegir con cuales zapatillas empezar a correr entre la gran variedad de marcas y modelos puede ser un verdadero problema.

Al momento de comenzar la búsqueda, es es muy importante que sepas, que no existen las mejores zapatillas para correr.

Si escuchas un corredor que te dice que, tal zapatilla (marca y/o modelo) es la mejor,  debes saber que es una opinión meramente subjetiva que no tiene por qué aplicarse a tí.

Existen muchísimas marcas y modelos diferentes de zapatillas, y muchísimos corredores diferentes (con gustos y cuerpos diferentes), las zapatillas que son perfectas para tí, pueden no serlo para otra persona.

 

10.-No entrenes duro dias consecutivos

Para mantenerte alejado de las lesiones y convertirte en un mejor corredor día tras día, hay una regla que deberías conocer y respetar, nunca entrenes duro dos días consecutivos.

Jamás realices dos entrenamientos desafiantes para tu cuerpo en días consecutivos. ¿Que consideramos entrenamientos duros? Tempo, fondos, sesiones de velocidad, son algunas de las rutinas duras que nos tocarán en nuestro plan.

Alterna días duros, con días fáciles donde descanses completamente o hagas entrenamientos de recuperación y así disfrutarás mas y pasarás menos tiempo lesionado.
Fuente: runfitners.com

Publicado en Deportes

Las 10 cosas que debes saber antes de comenzar a correr | Primera Parte

Como toda actividad nueva, empezar a correr puede ser sumamente intimidante y por ello muchas personas se rinden antes de siquiera comenzar.

empezar_a_correr_in

El desconocimiento absoluto de la actividad y la subestimación de este deporte, hace que muchas personas que empiezan a correr, cometan errores importantes que los lleva al fracaso absoluto.

Por ello, para ayudarte a empezar a correr y convertirte en un corredor, conoce la primera parte de:

LAS 10 COSAS QUE DEBES SABER ANTES DE COMENZAR A CORRER

1- En muchos casos antes de correr deberás caminar

Empezar a correr luego de la inactividad absoluta, es una tarea desafiante para nuestro cuerpo (y mente).

Por ello, en muchos casos será necesario que antes de comenzar a correr salgas a caminar  y en otros casos, combines caminar con trotar.

Si pasas del sedentarismo absoluto al running, será indispensable que camines mas de lo que trotas.Si vienes de otro deporte en el que las exigencias físicas son similares a las del running (natación, ciclismo, futbol, etc) podrás trotar mas de lo que caminas.

2- El running no alcanza para adelgazar

Muchas personas comienzan a correr sabiendo que el running es una excelente forma de adelgazar, ya que es una muy buena forma de aumentar el gasto calórico y acelerar el metabolismo.

Sin embargo, el running no alcanza por sí solo para adelgazar y será necesario que hagas otras modificaciones importantes en tu vida para que puedas lograrlo.

 

3- La cantidad de kilómetros que corres es importante

Pocos son los corredores principiantes que llevan un control de la cantidad de kilómetros (o metros) que corren en sus entrenamientos.

Sin embargo, la cantidad de kilómetros que corres (tu volumen de entrenamiento) son uno de los aspectos claves para mejorar o empeorar y sufrir lesiones y molestias.

Si corres poco en tus entrenamientos, te estancarás y no podrás mejorar cómo corredor, pero si aumentas abruptamente la cantidad de kilómetros que corres, tu cuerpo sufrirá  y no podrás mantenerte sano y libre de lesiones.

Por ello, te recomendamos llevar un adecuado registro de tus entrenamientos.

4- La velocidad no es todo

Las personas que empiezan a correr cometen el error de creer que la velocidad lo es todo y así salen a correr a toda velocidad, se ahogan, la pasan mal mientras corren y terminan muy doloridos.

Lamentablemente, creen que esto es normal y lo hacen una y otra vez hasta que se lesionan, se agotan mentalmente y/o se rinden.

Si estás empezando en correr es importante que te olvides transitoriamente de la velocidad y te preocupes por mejorar tu forma física, aumentar tu resistencia, trabajar en tu técnica de carrera y evitar lesiones.

Asimismo, es importante que conozcas los diferentes beneficios de correr lento .

 

 Si empiezas a correr, olvida la velocidad, corre lento  

 

5- La constancia y consistencia son las claves

Las personas que recién empiezan a correr suelen tener una característica común que les impide mejorar, son impacientes y desean resultados en forma rápida e inmediata.

Sin embargo, el running es un deporte donde la constancia y la consistencia son las claves para mejorar a largo plazo.

Si empiezas a correr, recuerda que, el éxito verdadero y duradero como corredores requiere de tiempo y esfuerzo sostenido y consistente; en decidir salir a correr y disfrutar de cada kilómetro que corremos.
Fuente: runfitners.com